inicio > noticias > 1 abril

1 de abril 2008, Día Internacional de la Diversión en el Trabajo

(ver información sobre el 1 de abril de 2009 y el 8 de abril 2010)

¡Avisa a tus jefes! ¡Desenfunda tu agenda electrónica! ¡Convoca una reunión urgente de equipo! El 1 de abril es, desde 1996, el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo (Fun at Work Day), reconocido en importantes almanaques como el Chase’s Official Calendar of Events norteamericano, y celebrado por trabajadores y empresas de todo el mundo. Es una ocasión especial para recordar que el trabajo no tiene por qué ser gris, que la seriedad no requiere solemnidad, y que el humor ofrece importantes beneficios para cualquier organización y para su equipo humano.

"¡Más futbolines, y menos Prozac!"Este año, coincidiendo con el lanzamiento de nuestro libro Alta Diversión: los beneficios del humor en el trabajo, los consultores de humor positivo queremos dar a conocer esta iniciativa en toda España --un país que ahora ya es serio (como ha declarado algún político), pero que no por ello tiene por qué dejar de ser simpático. ¿Te apuntas a la celebración? Te proponemos tres posibilidades:

1. ¡Pásalo! Cuéntaselo a tus vecinas, distribuye la dirección de esta página por email, imprime y pega esta hoja en el corcho de tu empresa, o haz aviones de papel y lánzalos desde la ventana.

2. Únete a nuestra marcha. Si estás en Madrid y puedes escaparte a esas horas, te invitamos a participar en la manifestación que vamos a liderar a favor de la diversión en el trabajo, entre las 11:00 y las 12:00 del Martes 1 de Abril, coreando consignas desde la Torre Picasso hasta el Ministerio de Trabajo, donde haremos entrega de una carta al "Excelentísimo y Muy Atareado Señor Ministro" con nuestras peticiones. También escenificaremos un "lanzamiento del libro" en la Plaza Picasso (en forma de 222 aviones de papel -cada uno de ellos fabricados con una página). Si quieres marchar con nosotros, deberás venir vestido/a con el uniforme de ejecutivo/a (traje y corbata o conjunto formal de mujer). Nosotros ponemos los bombines y los paraguas (eso sí, necesitamos saber cuántos tenemos que traer, o sea que haznos saber que vienes). Tendremos una sesión preparatoria unos días antes, a la que te invitaremos si nos comunicas tu intención de participar.

2. Celebrar el día en tu oficina o lugar de trabajo. Es el momento de divertirte por una buena causa, y con la excusa de que hoy es "El Día Internacional de la Diversión en el Trabajo". Y por favor, si vas a hacer algo, cuéntanoslo (y nosotros lo contaremos aquí y a los medios, para que la bola de nieve crezca). Si lo grabas, lo cuelgas en Youtube y nos envías el enlace, incluso mejor. Recomendamos emplear la imaginación y diseñar alguna actividad conjunta que puedas disfrutar con todo tu equipo. La única norma es emplear un humor positivo, evitando las bromas pesadas, de mal gusto, denigrantes o excluyentes para cualquier trabajador o grupo social. Evidentemente, tampoco estamos animando a nadie a pasarse todo el día de fiesta -el concepto es divertirse trabajando, no divertirse a costa del trabajo. Éstas son algunas ideas (y seguro que se te ocurren otras incluso mejores):

  • Sorprender al personal por la mañana con un carrito de churros y chocolate frescos fuera de la oficina, regentado por los jefes (con ayuda de algún maestro churrero).
  • Pedir a todo el mundo que traiga fotos de cuando eran bebés, y montar una quiniela para tratar de acertar quién es quién.
  • Preparar una inocentada simpática para todo el departamento, empresa o para un grupo o persona concreta.
  • Establecer la "hora loca", una técnica anti-estrés infalible: Cada hora, a la hora en punto, todo el mundo en la oficina dará vueltas a toda velocidad en su silla giratoria durante un minuto.
  • Invitar a la oficina a un mago o a un monologuista que dé un espectáculo.
  • Otorgar un premio a la persona más animosa de la oficina por el buen humor que proporciona a sus compañeros y compañeras.
  • Pedir pizzas y cerveza a la hora de comer y consumirlas mientras se proyectan un par de episodios de Los Simpsons en la pared con el proyector de presentaciones.
  • Montar un día temático con decoración, actividades y disfraces de acuerdo con el tema: el día de los sombreros/gorros, el día de Star Wars, el día de la samba, el día de los piratas, el día de las corbatas o complementos horteras...
  • Volver a celebrar la navidad. O los sanfermines.
  • Empezar la reunión con una ronda de chistes.
  • Sorprender a los clientes con un concurso estrambótico, una música festiva, una broma simpática o un disfraz.
  • Juntarse para una comida festiva y luego jugarse el café a los chinos.
  • Organizar un concurso de aviones de papel, una partida de mus o un torneo de bolos en el pasillo.
  • Contratar a un masajista profesional para relajar cuellos y espaldas durante todo el día.
  • Dar un regalo original a todos los empleados: un vídeo cómico, un cactus hinchable, un bolígrafo musical, una aspirina gigante...
  • Redecorar la oficina con toques divertidos.
  • Aprender alguna habilidad inútil, como tocar canciones con los botones del teléfono de la oficina o hacer un truco de magia con la corbata (ver la página web www.totallyuselessskills.com).
  • Y cómo no: bailar el ChikiChiki o incluso participar en la Chikiliga de Buenafuente.